Peluquerías en Estado de Alarma

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:General
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

La Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) ha elaborado una Guía de Recomendaciones de referencia básica «que garanticen la prestación de los servicios de peluquería dentro de un marco de seguridad e higiene» de cara a la reactivación de la actividad en los salones a partir del lunes 4 de mayo.

Asún colocando su peluquería
Las peluquerías ven precipitado reabrir el 4 de mayo: «En mi salón solo cabrían dos señoras… y una en cada punta»

El listado incluye recomendaciones higiénico-sanitarias COVID-19, así como medidas de seguridad y protocolos de actuación que aseguren la protección, tanto de los trabajadores como de los clientes, basados en las premisas del Gobierno, por lo que, según confiesan en un comunicado, «es posible que algunos salones vayan a necesitar algunos días más para extremar la prudencia en su preparación».

El proyecto ha sido consensuado por las asociaciones mayoritarias de fabricantes de productos profesionales de peluquería y principales representantes de los salones de España, que han trasladado al Gobierno «su disposición para abordar la reapertura basada en una atención individualizada y la disponibilidad a asumir la atención de la población desde esta fase 0 de transición». 

Asimismo, apuntan que «la cita previa se convierte en el instrumento prioritario para asegurar la atención individual de los clientes» y recuerdan la obligatoriedad del uso de mascarillas individuales, el lavado frecuente de manos y el uso de guantes cuando proceda.

En la Guía, detallan que todas las áreas deberán estar señalizadas respetando  la distancia mínima, «a través de marcas en el suelo o barreras».

También aconsejan restringir el número de clientes en función del tamaño del salón y la imposición de la flexibilidad horaria, para dar servicio de una forma escalonada «y garantizar así las normas de seguridad».

–  En cuanto al material de protección, deberá ser desechable e individual y ubicarse en contenedores específicos. También se sustituirán los dispensadores de agua por botellas de agua individuales o vasos de un solo uso y las toallas deberán ser desechables.

A la hora de cobrar, se fomentará el uso de medios electrónicos para evitar el contacto con billetes y monedas que puedan estar contaminadas.

Recomendaciones para los trabajadores

Peluquero con mascarilla y guantes.
Peluquero con mascarilla y guantes.
GTRES / Utrecht Robin

Desde Stanpa recomiendan prevenir el contagio entre los profesionales controlando la temperatura a la entrada y asegurando la distancia de seguridad de dos metros.

Aconsejan también que la ropa y el calzado sean distintos a los utilizados antes de la entrada y salida al puesto de trabajo, así como su lavado diario a 60º, 

– Evitar llevar joyas en la zona de las manos (pulseras, relojes, anillos) y llevar el cabello recogido.

Cada trabajador dispondrá de sus propios materiales, los cuales serán higienizados en cada servicio.

Recomendaciones para los clientes

Cliente en una peluquería.
Cliente en una peluquería.
Orna Wachman / Pixabay

Para asegurar la atención, la cita previa será esencial y deberán respetarse los horarios y tiempo de servicio.

Es importante mantener los elementos de protección, incluso dentro del salón (mascarilla, bata desechable, etc.).

Las pertenencias personales se almacenarán en una bolsa individual que se entregará a la salida, y quedará restringida la disposición de revistas, prensa, etc., que puedan pasar de mano en mano.

El primer paso para retomar la rutina

El tiempo transcurrido desde que se decretó el estado de alarma «ha permitido al sector analizar en profundidad las formas de abordar las medidas de seguridad y protección en los salones, para reactivar su apertura de forma segura en la primera fase de desescalada», declaran en el comunicado en el que destacan la contribución de las peluquerías al PIB, que en el último año alcanzó los 4.100 millones de euros de facturación y generó más de 150.000 empleos.  

«El cuidado personal será un elemento catalizador de la normalización social ante la puesta en marcha de la primera fase de la desescalada gradual», aseguran desde la asociación, recomendando la advertencias de los psicólogos de mantener alta la autoestima y retomar las rutinas saludables de autocuidado.

«El mantenimiento e higiene del cabello son elementos de gran importancia para buena parte de la sociedad, que favorecen un mejor estado de ánimo y es un recurso indispensable para personas con dificultades de movilidad a la hora de mantener unas condiciones idóneas de aseo», concluyen.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.